SamMasich.com Main Header
 
 register  lost password  login:  password:  remember:
Profesores de Sam

A cerca de mis profesores

Para una persona joven, el encontrar un mentor adecuado es un privilegio. Yo he sido bendecido a través de los años con la guía de de muchos instructores extraordinarios.

Ordenes tan sencillas como “mantén el hombro derecho abajo”, puede llevar años hasta que lo dominas. Otra enseñanza como “La vergüenza es la semilla de la iluminación”, puede llevar toda una vida.
 
Tengo una deuda con cada uno de mis profesores, que nunca podré devolver directamente. Solamente transmitiendo su sabiduría a otros es como espero equilibrar la balanza. Cada una de estas personas me ha enseñado algo que va más allá de la técnica, algo a cerca de la sombría elegancia del corazón del maestro, y a cerca de inclinarse en el tiempo de aprendizaje lo justo para que todo esté hecho y desecho en perfección.

Mis principales profesores

Liang Shouyu

Shouyu Liang es uno de los maestros más expertos y progresistas  de las artes marciales que hay actualmente en el mundo. Es un practicante y un educador consumado, y está versado tanto en los sistemas tradicionales y modernos de las artes marciales externas como en Qigong, y es un destacado académico en este campo, con numerosas publicaciones de alto nivel que le acreditan.

El Maestro Liang es uno de mis tres profesores más importantes. En 1989 llegué a ser su primer “Tudi” (discípulo formal) reconocido, gracias en parte al aliento recibido por el maestro Yang Jwing Ming con quien estaba en ese momento aprendiendo. Mi primer contacto con el Maestro Liang fue en 1985 como miembro del equipo nacional canadiense de Wushu. El Maestro Liang era el preparador del equipo durante el primer encuentro de “World Wushu Invitationals” en Xian, China.

En los 20 años que nos separan desde entonces, él me ha enseñado muchas cosas, incluyendo Qigong, Taijiquan, Xingyiquan, Baguazhang, Shaolinquan y varias armas tradicionales. He acompañado al Maestro Liang en muchos viajes por Canadá y USA, y le he acompañado dos veces en sus visitas a China como embajador de las artes marciales. En estos viajes he sido testigo de la admiración que recibe allí a donde va.

El Maestro Liang es una de las personas más amigables y gregarias que me he encontrado y su conocimiento, técnica y constante creatividad me asombran y me inspiran. Es un privilegio el estar relacionado con él.

Yang Jwing Ming

 El Dr. Yang Jwing Ming no necesita introducción. Ha sido el que ha reescrito los términos por los que las artes marciales chinas son estudiadas en todo el mundo. Es el autor de docenas de textos bien documentados sobre artes marciales y temas relacionados con Qigong. El Maestro Yang ha enseñado a decenas de miles de estudiantes al rededor del mundo.

Lo primero que me viene a la mente del Maestro Yang Jwing Ming es la figura de un especialista indescifrable. El es también  uno de mis tres profesores más importantes. Conocí al maestro Yang en 1986, y llegué a ser su “Tudi” de forma privada en 1988 y de forma pública en 1989. El maestro Yang tenía un truco para explicarme las técnicas, de forma que yo pudiera entenderlas. Aunque no  permanecí el tiempo suficiente  ó no  aprendí su curricullum completo como lo hice con el Maestro Liang ó con el Maestro Brien, el Maestro Yang me enseñó mucho de la esencia de lo que sé y enseño.

Entre 1986 y 1994 asistí a todos los torneos y eventos en los que el Maestro Yang aparecía. Los temas que estudié con mayor intensidad incluyen Qigong y su teoría, Qinna, Empuje de Manos, Chan Si Jin y Lucha con espada recta. Durante este tiempo estuve involucrado en un montón de publicaciones dirigidas por él junto con el maestro Liang, incluyendo libros y videos sobre temas de Xingyiquan y Baguazhang.

Su eficiente y refinado acercamiento a la aplicación, su capacidad para percibir los vínculos subyacentes entre todos los aspectos de las artes, y su gran habilidad para dar con el centro del problemas para encontrar una solución perfecta, son los factores más importantes que han hecho de mí el profesor que soy hoy en día. No importa lo cerca ó lo lejos que estoy de él. El continúa enseñándome a todos los niveles.

Brien Gallagher
 
Brien Gallagher, después de haber aprendido boxeo con un sacerdote católico, comenzó su entrenamiento formal de artes marciales a mediados de los 50, ganando el rango de Cinturón Negro 4º Dan, Kendo y Shotokan Karate. Fue competidor a nivel nacional de Judo y Kendo, y a nivel provincial de Karate. En 1965, como forma de fisioterapia, Brien comenzó su entrenamiento de Tai Chi bajo la tutela del Maestro Raymond Chung, y es el único alumno que ha recibido un certificado completo del Maestro Chung. Brien lleva siendo un estudiante del arte desde hace más de 40 años.

Aunque desconocido por la comunidad nacional e internacional de las artes marciales, Brien Gallagher es uno de los artistas marciales  más técnico que me he encontrado hasta la fecha, y uno de los más modestos. Cuando Brien vio la posibilidad que yo tenía para estudiar con Liang Shouyu, a quien reconoció de inmediato como un profesor de muy alto nivel, me advirtió que fuera paciente, y fue entonces cuando procedió a darme un año de su tiempo para prepararme para el Maestro Liang. No puedo imaginar un profesor y mentor más generoso.

Jou Tsung Hwa

El Maestro Jou como es conocido por tantos, fue un experto practicante, un revolucionario autor, y toda una inspiración para los incontables entusiastas del Taijiquan. Sus tres libros, “El Dao del Taijiquan”, “El Tao de la Meditación”, y “El Tao del I Ching”, han sido publicados en muchos idiomas y son leídos en todo el mundo. Un matemático brillante, un excéntrico millonario y un fanático del Taijiquan, Jou Tsung Hwa nos hizo sentir a todos como si perteneciéramos a una importante comunidad.

La primera vez que conocí al Maestro Jou fue en 1988 en Winchester VA. Tuvimos una inmediata relación y comenzamos un diálogo que continuó hasta su trágica muerte 10 años más tarde. Durante muchos años en el Festival anual de Chang San Feng en la granja de Tai Chi, (108 acres de terreno rural que Jou había adquirido para la promoción y el estudio del Tai Chi) el maestro Jou me hacía dirigir la ceremonia tradicional Daoísta de bienvenida al espíritu de Chang San Feng. El Maestro Jou era la única persona que podía hacer rebotar mi cabeza en el umbral de la puerta usando la técnica de desenraizamiento.

El Maestro Jou creía profundamente en los elementos tradicionales del arte tales como el cultivo del qi, el fortalecimiento del Dantian y la búsqueda de la iluminación espiritual a través del Taijiquan. Hacía poco uso de las definiciones tradicionales que parecían esclavizar a la devoción por la forma. Tenía algo de gentil solitario, valoraba la investigación por encima de todo lo demás y no dudaba en compartir sus experiencias y opiniones incluso con maestros célebres. El ejemplo de seguridad, curiosidad y convicción de Jou Tsung Hwa han sido de gran influencia en la forma de definir y crear mi propio camino en el arte.

Yang Zhenduo & Yang Jun

Yang Zhenduo es el hijo más joven de Yang Chen Fu, una de las figuras de mayor importancia en la historia del Taijiquan. Posiblemente es el maestro chino vivo con mayor reconocimiento, Yang Zhenduo ha viajado por todo el mundo promocionando el arte de su familia. En todos sus viajes, Yang Zhenduo ha sido ayudado por su nieto Yang Jun, quien habiendo recibido un riguroso entrenamiento desde su juventud, es ahora una figura internacional.

Conocí a Yang Zhenduo en Winchestr VA en 1990, en su primera visita a Norte América, y tuve la gran oportunidad de estudiar con él y de entrevistarle. Ayudado por Yang Jun, el maestro Yang daba enseñaba a cerca de 100 estudiantes sobre formas de mano vacía del estilo Yang de Tai Chi, forma de sable y de espada. En 1993 vino a Maryland para ofrecer otro taller  intensivo al que también asistí. Fue durante ese segundo taller, cuando fui seleccionado como pareja para la exhibición de empuje de manos con el Maestro Yang, y sentí con total claridad su “Si Zheng” de empuje de manos, una cualidad que raramente he vuelto a sentir con otros profesores o practicantes. En 1994, después de la gira por China como miembro del equipo de exhibición de las artes marciales de Norte América, fui a Taiyuan, el pueblo de Yang para recibir instrucción privada, y fui invitado por Yang Zhenduo a ser huésped de honor en un curso de 7 días de duración para nativos de la provincia de Shanxi.

Yang Zhenduo es un verdadero portavoz del arte de su familia. Sus movimientos, su fuerza, su forma de hablar y su educación son expresados con claridad y parece ser conducido por el mismo propósito que motivó a su padre, a su abuelo y a su bisabuelo.

Yang Jun, entrenado por su abuelo desde su juventud, tiene un Taiji de los más claros y mejor expresados que se ha visto hoy en día en el mundo.

Del ejemplo de Yang, he procurado examinar mis propias formas con profundo detalle para conseguir claridad y entendimiento en el movimiento.

Otras Influencias de Maestros

Raymond Chung

 Al principio de 1985 tuve el privilegio de estudiar con el Sifu de Brien Gallaher, el gran Maestro Raymond Chung  (1913) quien emigró a Canadá  en 1961.

Gracias a ese entrenamiento fui seleccionado para formar parte del equipo nacional de Wushu canadiense, y me dio la posibilidad de poder representar el sistema del Maestro Chung en un torneo de empuje de manos, siendo propuesto por los miembros de la comunidad China de artes marciales. Durante un período de tres semanas en 1985, el Maestro Chung, corrigió mi práctica de todo el programa del estilo Yang de Taijiquan y me dio muchas lecciones de vital importancia de empuje de manos. Esta fue mi única experiencia de estudio con el Maestro Chung, pero fue de profunda influencia.

Poseído por una suavidad poco corriente  pero de tacto poderoso, el empuje de manos del Maestro Chung no rivaliza con nada que yo haya sentido en mis estudios hasta el momento. Contemporáneo de Yang Saochong (Yang Sau-chung, el hijo mayor de Yang Chenfu) Raymond Chung comenzó su entrenamiento de Taijiquan en 1935, durante sus días en la academia militar, y es uno de los pocos practicantes que ha llevado el curricullum completo del estilo Yang de Taijiquan a Norte América. Es también un experto en los estilo Wu y Sun, así como en Baguazhang y Xingyiquan. Hoy en día con sus más de 90 años continúa su práctica de Tai Chi.

Chen Xiaowang

 Chen Xiaowang pertenece a la decimonovena  generación descendiente de Chen Wanting, el creador del arte del boxeo de la familia Chen, llamado ahora Taijiquan. Afincado en Australia, Chen Xiaowang es quizás la mayor fuerza hoy en día en la promoción del estilo Chen de Taijiquan.

En 1984 Chen Xiaowang y Feng Zhiqiang, publicaron un libro sobre el estilo Chen de Taijiquan, y yo me podría pasar horas sumergido en las fotografías en búsqueda de información sobre el arte. Un año más tarde en 1985 conocí al Maestro Chen en Xian, en el primer “World Wushu Invitationals”. El y el Maestro Liang eran viejos amigos de años de competición y el Maestro Liang fue el que nos presentó. Yo estaba asombrado por la actuación de Chen Xiaowang en la exhibición del Maestro y me prometí que un día aprendería con él. En 1988 vino a Winchester VA como invitado de honor a “A Taste of China”. Esta fue su primera visita a Norte América y enseñó la forma Laojia de Chen. Como yo era campeón del estilo Chen del  torneo de aquél año, el Maestro Chen me utilizó para la mayoría de la forma, empuje de manos y demostración de las aplicaciones. Estas fueron grandes lecciones de poder de cómo Chen Xiaowang podía sacar un brazo de su sitio sin mucho esfuerzo. Más tarde en verano, fui a San Francisco para estudiar de nuevo con él, y de nuevo me utilizó como su asistente en las demostraciones.

Aunque mi interés por el estilo Chen de Taijiquan nunca ha sido tan grande como el que tengo por el estilo Yang, extraje valiosas lecciones de mis encuentros con Chen Xiaowang. Me dio una perspectiva diferente sobre el arte que las que había recibido de Brien y del Maestro Liang, y me ayudó a tener una mayor comprensión del modo excepcional en el que se utiliza la fuerza en el estilo Chen de Taijiquan.

Men Huifeng

 Llamado la “Enciclopedia viviente”; Men Huyfeng ha sido seleccionado como uno de los diez más altos preparadores de Wushu de toda China.

Creador de la forma combinada de Beijing ( 48 movimientos ), la rutina de competición nacional del estilo Sun, la rutina de competición de Taijiqiang (lanza) y muchas otras, Men Huyfeng es uno de los maestros más influyentes de hoy en día en China.

Ha tenido miles de estudiantes, pero yo tuve el privilegio de recibir en 1985 unas clases especiales en el Instituto de la Cultura Física de Beijing. Por un período de dos horas diarias  durante dos semanas, el Maestro Men me enseñó de forma privada empuje de manos. Esto era bastante raro ya que en aquél momento el Gobierno había instituido un  plazo de tiempo sobre la enseñanza de las artes marciales de contacto a los extranjeros. Por una serie de circunstancias él quiso enseñarme técnicas, solamente compartidas con alumnos avanzados. Cuando completamos nuestro increíble entrenamiento juntos, me pidió que regresara a Norte América y enseñara empuje de manos y promocionara el arte del Taijiquan. Hay métodos que me enseñó que he seguido investigando y desarrollando durante dos décadas.

Otros profesores de los que he aprendido

Por breves períodos de tiempo, he recibido instrucción de los siguientes profesores:
Fu Zhongwen, Wang Peisheng, Fen Zhiqiang, William C.C. Chen, Benjamin Lo, Abraham Liu, Daniel Lee, Mdme. Fu Shuyin, Weilun Huang, Mdme. Wang Jurong, Mdme. He Weiqi.

Contemporáneos que me han influenciado

Nick Gracenin

No hay ningún otro practicante actualmente de las artes marciales no nativo de China que se pueda comparar con Nick Gracenin. Su conocimiento técnico y su comprensión de la historia, de la teoría y de la esencia del Wushu, es inigualable. Probablemente Nick más que ningún otro me ha ayudado a apreciar la gran suerte que tengo de haber estado relacionado con mis profesores.

Jeff Bolt

Jeff Bolt es mi hermano de artes marciales bajo la tutela del Dr. Yang Jwing Ming. Jeff organizó el primer encuentro de todos los estilos de las artes marciales chinas en USA y es reconocido como padre de las modernas competiciones de Wushu en Norte América. Aunque es menos reconocido por su gran habilidad en las artes marciales. Trabaja de forma relajada, es rápido y tiene gran trabajo de pies. Jeff me ha enseñado en pocos momentos lo que yo he tardado años en encontrar.

Pat Rice

Como Jeff Bolt, Pat Rice es uno de los pioneros en la creación de los torneos específicos para los artistas marciales chinos. En 1988 Pat Rice y Steven Rhodes convirtieron su anual “ A Taste of China” en un evento competitivo llamado “ U.S. All Taijiquan Championships”. A parte de dar a los practicantes de Tai Chi la posibilidad de desafiarse en la lona, el evento congregó a todos los grandes Maestros chinos de Norte América, así como a los mejores instructores de China. La forma en que Pat reunió  a los practicantes de todo tipo, ha sido una verdadera influencia en mi entrenamiento, a la vez que me ha abierto para recibir muchas influencias muy valiosas.

Andrea Falk   

Andrea Falk fue la primera practicante canadiense de Taijiquan de mi generación que realmente me ha impresionado. La única medallista de oro no asiática del “ Wuhan Internacional Taijiquan Exchange “ en 1984. Comenzamos a conocernos en los eventos de Norte América a mediados de los 80 y comenzó a organizarme talleres de empuje de manos en su escuela de Montreal. Andrea me presentó importantes conceptos de Baguazhang y Xinyiquan. Ella continúa dedicada a la práctica del Neijiquan y es traductora y educadora.

Susanna De Rosa y Jay Dunbar

Susanna y Jay  son antiguas discípulas del fallecido Jou Tsung Hwa. Ambas me ayudaron a entender importantes conceptos de aspectos tanto técnicos como espirituales del peculiar enfoque que el Maestro Jou tenía del Taijiquan, y me abrieron una vida de estudio hacia el Yiqiang. A ambas las considero mis profesoras.

Sydney Austin

Sydney fue también antiguo discípulo  del Maestro Jou. “Mr Austin” como era llamado por muchos de sus discípulos que lo apreciaban, venía de la enseñanza de las calles de Brooklyn en el barrio de Malcom X, y durante su vida contribuyó con considerables sumas a su comunidad. Soportó mis enseñanzas durante muchos años en New Jersey antes de sucumbir en 1993 a un tumor cerebral. La inteligencia de Sydney le acercó al Tai Chi y la vida en general me dio una perspectiva diferente y valiosa del mundo, que me ha ayudado muchas veces en mis viajes.

Gabby Herloff

Gabby Herloff vive y enseña en Köln, DE. Nos conocimos en 1985 en el Instituto de Cultura Física de Beijing mientras yo estudiaba empuje de manos con Men Huifeng. Gabby estaba también estudiando Taijiquan y quería aprender más de empuje de manos. En el verano de 1986 vino a Vancouver para estudiar conmigo, y durante aquel tiempo me enseñó la forma combinada de 48 de Beijing que había aprendido el año anterior con Men Huifeng.

Dean Fogal

Dean Fogal compartió conmigo un estudio en Vancouver desde 1985 a 1992. Enseñaba teatro físico con un fuerte énfasis en las técnicas corporales de mimo de Etenne Decroux, con quien había estudiado en París durantes los años 70. Aunque nunca practicó artes marciales, sus métodos de enseñanza basados en el sistema de articulación de Decroux, y su propia visión del cuerpo en movimiento, resultaron factores importantes en la forma en que yo desarrollé mi estilo de enseñanza y muchos  de mis “principios fundamentales” de mi curricullum.

Mi primer profesor

Tom Masich

Mi padre ha sido siempre un increíble trabajador y en general un tipo duro. Comencé a trabajar con él en la construcción de escenarios a la edad de 11 años, de forma que aprendí muy temprano el significado de “Gongli”, entrenar la fortaleza. El es entrenador así como ebanista, y ha dedicado miles de horas a los atletas del club “Track and Field” de nuestra ciudad. Mis hermanos y yo estábamos todos en el club y él nos enseñó a cómo practicar deportes, cómo subir peso y cómo disfrutar del trabajo duro.

Mi padre nunca me enseñó artes marciales como tal, pero hasta donde puedo recordar, luchábamos. A menudo antes de ir a la cama los cuatro hermanos retozábamos y luchábamos con nuestro padre en la sala de estar hasta que alguno acababa llorando ó mi madre tenía suficiente y nos mandaba callar.

Rompíamos lámparas, perdíamos el aliento y nos quemábamos las rodillas con el roce de la alfombra, pero nos divertíamos tanto durante esos 15 minutos de Batalla Real…. Estoy convencido de que parte de las razones por las que se me daban bien el Judo y el Empuje de Manos era por lo cómodo que me sentía estando cerca y mezclado entre cosas, algo que aprendí de mi primer profesor.